Qué ver en Kioto en 3 días: guía de viaje

Kinkaku-ji, the golden pavillion

Muchos viajeros nos preguntan: ¿qué hacer en Kioto?, pues bien, si piensas pasar una semana en Japón, tres días en Tokio y tres días en Kioto son perfectos para descubrir las dos capitales de Japón: la tradicional y la moderna.

Te presentamos esta guía con lo mejor de Kioto pasar que disfrutes con ideas sobre qué ver, dónde ir y cómo usar tu Japan Rail Pass para moverte por toda la ciudad, conociendo sus templos, jardines y el barrio de las geishas.

Bosque de bambú de Arashiyama

Si vas a pasar una semana en Japón y tienes tres días en Kioto, asegúrate de dedicar uno de ellos a conocer Arashiyama, un pequeño pueblo situado a 20 minutos a las afueras de la ciudad, por lo que resulta perfecto para una excursión de un día en Kioto.

Coge la línea de tren JR Sanin desde la estación de Kioto hasta la estación de Saga –Arashiyama. El tren tarda unos 40 minutos en hacer el recorrido y, una vez allí, no te pierdas la maravillosa arboleda de bambú. Los pequeños caminos que discurren entre estos árboles te permitirán disfrutar de un magnífico paseo. Especialmente al atardecer, la luz de los rayos del sol se cuela tímidamente entre los altos tallo que el viento balancea creando una visión única que no encontrarás en ningún otro lugar del mundo.

Arashiyama bamboo grove
Bosque de bambú de Arashiyama

Monkey Park Iwatayama

Este parque “de los monos”, se encuentra en las montañas de Arashiyama, en el lado izquierdo del río Oi, cuyo cauce transcurre por toda la zona.

Tendrás que caminar ascendiendo unos diez minutos antes de llegar a un área extensa donde se encuentran  más de 100 monos balanceándose divertidos de un árbol a otro.

Este parque es especialmente popular entre los visitantes extranjeros que quieren ver cómo se comporta el “macaco japonés”, también conocido como “mono de la nieve” (por su blanco pelaje). Además, tendrás oportunidad de ver ciervos salvajes y más de cien especies de pájaros entre los árboles.

Un consejo: una vez en Iwatayama Monkey Park aprovecha para dar un paseo y contemplar desde lo alto las vistas de la naturaleza y también de la ciudad.

Templo Adashino Nenbutsuji

Se trata de un antiguo templo del siglo IX que tiene de particular que todo el terreno que lo rodea está cubierto de estatuas que homenajean a los difuntos. El lugar cargado de espiritualidad y su parte posterior te conducirá hasta un hermoso bosque de bambú.

Reserva ahora tu Japan Rail Pass

Fushimi-Inari Taisha

Es una de las cosas más maravillosas que hacer en Kioto. Tanto si es la primera vez que vas o si ya has estado antes, el Santuario Fushimi –Inari es de visita obligada. Las miles de puertas torii, con su intenso color rojo bermellón, se sitúan al final del santuario y  se abren para conducirte al bosque sagrado del Monte Inari.

Fushimi –Inari Taisha es el más importante y el más visitado de los miles de santuarios sintoístas dedicados al dios de la Fertilidad  Inari Okami (Oinari).

Los visitantes pueden recorrer libremente la montaña en la que las puertas torii se extienden formando uno de los tradicionales túneles torii que serpentean por las montañas japonesas. Por el camino, encontrarás pequeños santuarios, cada uno de ellos único y bellamente construido respetando el espíritu del viejo Japón. Completar el recorrido te llevará entre dos y tres horas, pero no te preocupes, no tienes que hacerlo entero, podrás volver cuando lo desees.

Fushimi Inari torii gates
El santuario Fushimi Inari Shrine es mundialmente conocido por sus mil puertas rojas

Templo Tofuku-ji

Si estás buscando un verdadero templo zen, con sus grandes espacios y su espectacular arquitectura y en el que además apenas exista actividad turística, lo encontrarás en el templo Tofuku-ji.

Aunque este templo  no es de los más visitados de Kioto, se da una circunstancia curiosa. Este lugar es uno de los mejores del mundo para ver los arces y sus llamativas hojas. Si estás aquí en el mes de noviembre, cuando estos árboles se encuentran en plenitud, quizá te tropieces con una inesperada multitud.

Disfruta del Hojo Garden, el jardín que forma parte del templo. En cada  uno de sus lados verás sorprendentes contrastes que te harán creer que estás en dos lugares diferentes a la vez.

Maruyama Park

En la zona de Higashiyama, este parque es uno de los mejores lugares para ver los cerezos en flor en Kioto. Durante el día, no falta en él bullicio de los turistas que vienen a admirar los bellos colores naturales de la floración. Por la noche, los japoneses prefieren disfrutar del entorno tranquilo bajo el cielo estrellado.

Templo Kiyomizu-dera

Kiyomizudera significa literalmente “templo de agua pura” y es uno de los templos más conocidos de Japón. Fundado en el año 780, muy cerca de la cascada de Otawa (de ahí su nombre), su arquitectura a base de pisos de madera que se elevan sobre la colina, hace que sea un bello escenario desde el que contemplar los arces y los cerezos. Desde aquí, el espectáculo es igual de maravilloso tanto si quieres ver los colores de la primavera como los del otoño.

 Kiyomizudera is one of the most celebrated temples of all Japan
Kiyomizudera is one of the most celebrated temples of all Japan

Gion, el distrito de las geishas

Situado entre el santurario de Yasaka (al este) y el río Kamo (al oeste), la zona de Gion está repleta de tiendas, restaurantes y casas de té donde las geiko (como se denomina a las geishas en Kioto) y las maiko (las “aspirantes”), aprenden y entretienen. Si ves a una geiko o a una maiko, por favor sé respetuoso.

El barrio de Gion atrae a miles de turistas cada año con sus encantadoras casas de madera de los comerciantes y su calle  Hanami –Koji, llena de restaurantes y puestos de comida.

El Paseo del Filósofo

Con sus 2 kilómetros (1,24 millas) aproximadamente de longitud, la ruta del filósofo es uno de los mejores lugares para pasear en Kioto. Es un recorrido peatonal, hecho en piedra, que transcurre en un área poco transitada junto al canal, adornada por numerosos cerezos y jardines.

Esta ruta debe su peculiar nombre al filósofo y profesor de la Universidad de Kioto, del siglo XX, Nishida Kitaro, que caminaba a diario para practicar la meditación. En los alrededores podrás ver numerosos santuarios y templos como: Honen- in, el santuario de Otoyo y Eikan-do Zenrin-Ji.

Además, los cerezos en flor que adornan y casi cubren el canal, hacen que éste sea uno de los lugares favoritos de toda la ciudad para celebrar el hanami (contemplando las flores del cerezo).

Philosopher's Walk
El paseo es un destino popular para los turistas y lugareños, especialmente durante el hanami.

Kinkaku-ji – el Pabellón Dorado

Antes de dejar Kioto, tómate tu tiempo para visitar la “joya” de la ciudad, conocida como Kinkaku – Ji. Se trata de uno de los templos Zen más impresionantes de Japón, sobre todo, por sus dos alturas recubiertas de deslumbrante oro. Lógicamente, visitar el templo en un día soleado es más que recomendable.

Puedes llegar fácilmente desde la estación central de Kioto. Utiliza tu Japan Rail Pass y coge la línea JR Sanin hasta la estación de Emmachi. Desde aquí, la opción más cómoda es subirte a un taxi que te llevará en apenas 10 minutos. Si lo prefieres, también puedes esperar a los autobuses 204 o 205 y bajarte en la parada Pabellón Dorado.

Templo Ryoan-ji

El último pero no es menos importante. Si tienes oportunidad, no está demás visitar este misterioso templo porque para muchos guarda el más exquisito jardín Zen de Japón.

Podrás observar con tus propios ojos un inquietante misterio óptico que no ha podido resolverse durante siglos. ¿Cuál es el misterio de esas 15 rocas enclavadas en un mar de grava? (que según cuenta resultan imposibles de ver todas a la vez) Como éste es uno de los lugares más famosos de Kioto, te recomendamos la visita a primera hora (recién abierto) o bien justo antes de la hora de cierre.

Llegar es muy sencillo desde la estación central de Kioto usando tu JR Pass. Coge la línea JR San – In hasta la estación de Emmachi. Una vez aquí, espera el autobús 15, dirección a la parada  Ryoan-Ji. Desde que te bajes del autobús, tienes 5 minutos de distancia caminando.

Quédate en un tradicional Ryokan japonés

Si te apetece, reserva tu estancia en un ryokan. Son posadas tradicionales japonesas, lo que implica que dormirás en las típicas esteras de paja que colocan sobre el suelo. No te sorprendas si no encuentras cama doble “King size” u otras comodidades.

Tradicionalmente, los japoneses duermen en el suelo sin colchones o cubrecamas, eso sí, tendrás casi garantizada la hospitalidad y amabilidad de sus dueños, que estarán encantados de compartir contigo sus tradiciones junto a una buena comida caliente.

Ryokan Yuzuya in Kyoto
Ryokan Yuzuya en Kyoto

Y un último consejo: si se visita la ciudad en fin de semana, mejor madrugar. La concentración de turistas en algunas épocas puede ser muy alta, y es mejor ser previsor. ¡Esperamos que disfruitéis de vuestro viaje de Kioto!

Related Posts

Tours y Actividades Relacionados

Responder

Tu correo no se publicará. Los campos indicados son obligatorios *